Blog

Lenguaje de la mano del Juego

Acompañando el desarrollo del Lenguaje a través del Juego: ADIVINANZAS: Pienso, pienso y adivino 1.

El desarrollo del lenguaje se da a través de instancias de interacción compartida entre los niños y sus figuras de apego significativas. El Juego es el primer y más importante promotor del desarrollo, lingüístico, cognitivo, motor, sensorial y emocional.

A través del juego podemos estimular los diferentes componentes del lenguaje: Fonológico, relacionado con la cadena de sonidos que componen el habla, léxico-semántico relacionado al vocabulario y significado de las palabras, morfosintáctico relacionado al conjunto de reglas para formar oraciones,  y pragmático relacionado al uso funcional del lenguaje y la capacidad de adaptarse a diferentes interlocutores y contextos.

El juego ADIVINANZAS 1 permite estimular todos los aspectos del lenguaje a la vez que disfrutamos de un momento divertido y de aprendizaje que se da incidentalmente, es decir sin  que los niños se enteren, acompañamos el desarrollo de estos componentes.

Desde el aspecto fonológico, las rimas nos permiten jugar con los sonidos del lenguaje oral, estimulando la conciencia fonológica. Cuando el niño debe adivinar la palabra correspondiente a la rima podemos “sacarle más jugo al juego” e incluso darle pistas fonológicas para adivinar las palabras. Por ejemplo: (comienza con…t) para que adivine TOMATE  o (termina con NA) para que adivine BANANA. De este modo estaríamos trabajando identificación  de fonema inicial, identificación de silaba final etc.

Desde el aspecto léxico-Semántico es sumamente rico, ya que se trabaja acceso al léxico y evocación a través de información oral y visual, armado de redes semánticas y términos relacionados, por medio de las cartas de curiosidades.  El niño  puede integrar la información, relacionarla y fijar los conceptos mientras se divierte!!

Desde el aspecto Morfosintáctico, a través de las cartas sorpresa, el niño debe responder preguntas y justificar debiendo elaborar frases y relacionar con la información verbal y visual de las actividades anteriores.

Desde el aspecto Pragmático podemos trabajar alternancia de turnos, brindar información pertinente y solicitar información para lograr descifrar las adivinanzas y acceder a la palabra blanco. Trabajamos la tolerancia a la frustración, comprensión y respeto de reglas de juego.

Otros aspectos que se pueden trabajar a través de este material:

  • Comprensión de encabezadores de preguntas:a través de preguntas que se encuentran en las tarjetas de cartas sorpresa, el niño debe comprender y responder preguntas. Ej: ¿Cómo diferencias un  huevo fresco de uno que no lo es?, ¿Qué tipos de monos recuerdas?
  • Justificación verbal:A través de preguntas tales como ¿Por qué la cebolla nos hace llorar? El niño debe realizar justificaciones verbales que lo incitan a realizar razonamientos y relacionar información almacenada en su memoria.
  • Memoria:el niño debe recordar información almacenada en la memoria de corto plazo (conceptos trabajados durante el juego) y relacionarlos con información de la memoria de largo plazo (conceptos aprendidos anteriormente).
  • Atención:es necesario que pueda estar atento durante el juego para poder tomar esa información y hacerla propia.

El contexto lúdico que nos ofrece este juego nos permite divertirnos, interactuar, conversar y acompañar a nuestros hijos en el desarrollo del Lenguaje en todos sus componentes.

 

Licenciada Juana Toriggia
Fonoaudióloga Universidad de Buenos Aires
MN 6918 MP 4744
Facebook: /juana.toriggia
Instagram: /juana_toriggia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *